sábado, 26 de mayo de 2012

Schumacher, una pole con hipoteca

Dio tregua la tormenta a Mónaco, para no estropear su fin de semana estelar del año. Salvó el sábado con tibio sol fantástico para que el personal luzca palmito en el gran premio de las vanidades. Mañana dicen que sí, que llueve. O no, quién sabe, con los pronósticos cayendo cada día como la bolsa. Tampoco acertaron las apuestas sobre Ferrari, que en ningún momento pudo pelear por la 'pole position'. Fernando Alonso saldrá quinto y Felipe Massa séptimo. En el cajón de honor, el viejo campeón. Michael Schumacher firmó el mejor tiempo en la sesión de clasificación, algo que no conseguía desde el Gran Premio de Francia de 2006, pero su logro tiene una hipoteca. No podrá salir al frente del pelotón en la prueba más especial del año, porque la sanción que arrastra desde Montmeló (se llevó por delante a Bruno Senna) le retrasará cinco puestos en la línea de salida.
Un jarro de agua fría para el alemán, que no termina de sacudirse el mal fario que arrastra desde su regreso a la Fórmula 1. Su fatal herencia beneficia a Mark Webber, primero este domingo, seguido por Nico Rosberg y Lewis Hamilton.
Se quedó a medias Ferrari, a pesar de que Alonso había avisado en los entrenamientos del buen tono de su coche, unido a su manejo por estas calles, que bien conoce. Ganó dos veces el español, en 2010 protagonizó una remontada salvaje (más de 20 puestos) y el pasado año a punto estuvo de arrebatar la victoria a Sebastian Vettel. El coche importa mucho aquí, pero más el temple y la habilidad para pasar a milímetros de las protecciones sin rozarlas.
El error se paga caro, como comprobó otra vez Sergio Pérez. El mexicano, que en 2011 sufrió un serio accidente en este circuito, perdió el control en la Q1, arañó la valla y terminó último en parrilla. Tiene imán el mexicano en Montecarlo, porque en los últimos ensayos protagonizó un incidente con Pastor Maldonado. Fue éste, el ganador el Montmeló, quien recibió una sanción de 10 puestos para la salida y que al final saldrá último por sustituir la caja de cambios. Michael Schumacher también partía en el Principado con una multa de cinco posiciones arrastrada desde la última carrera.
En la Q2 quien se quedó en la frontera fue Jenson Button, mientras que por arriba asomaba con brío Felipe Massa, demostrando el tono alegre del Ferrari por las estrechas calles monegascas. Suyo fue el mejor tiempo en la penúltima tanda, donde los primeros espadas se daban codazos ante las vueltas finales, donde se jugaría la codiciada pole position.
Salir al frente en Mónaco suele ser una lanzadera hacia la victoria. Y el privilegio será para el Red Bull de Webber, necesitado de focos tras un arranque de temporada irregular. A Alonso le tocará bregar para llegar hasta el podio en un trazado sin aire para los adelantamientos.
"Veremos qué pasa en la carrera. Aquí en Mónaco no creo que se viva una prueba con tantos adelantamientos como estamos viviendo últimamente. Hay menos estrategia. Pero bueno, la posibilidad de un 'safety car' o de un incidente está ahí así que hay que estar atentos", explicó al asturiano, "contento" con su quinto puesto, pero "triste" por la penalización a Schumacher.
"No me ha sorprendido esta 'pole' porque nunca se sabe. Este año las clasificaciones son sorprendentes, al igual que las carreras. Esta vez el mejor tiempo lo ha marcado Schumacher y estoy un poco triste porque después de tantos años sin conseguir la 'pole', no la va a poder disfrutar. Por mi parte, estoy contento con el quinto puesto. Es importante siempre salir por la parte limpia aquí en Mónaco", concluyó.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal