miércoles, 9 de mayo de 2012

Red Bull Racing

Red Bull Racing
En muy pocos años, Red Bull ha conseguido no solo ser la mejor escudería del momento en la Fórmula 1, sino también la más creativa y desenfadada. El mérito de esto último se debe a su propietario, el magnate austriaco Dietrich Mateschitz. Empeñado en asociar la imagen de su marca a una escudería alegre y ganadora, Mateschitz no ha dudado en invertir cantidades ingentes de dinero en su entretenimiento estrella. Pero al contrario que muchos otros millonarios, él lo ha hecho con cabeza, y dando mando en plaza a algunos de los mejores ingenieros y diseñadores de los grandes premios. A estas alturas pocos dudan que sin la presencia en el equipo de Adrian Newey, el equipo no hubiera llegado tan lejos. Newey tocó con su varita mágica el monoplaza de 2009, el RB5, y desde entonces el equipo no ha parado de mejorar.
Ahora pocos se acuerdan de los duros comienzos, cuando Mateschitz compró los despojos de un destartalado equipo Jaguar y en muy poco tiempo la convirtió en una escudería de nivel medio. Sus dos pilotos, Coulthard y Klien puntuaron en la primera carrera de la historia para Red Bull. Era un comienzo esperanzador que después no culminó en mucho más, pero que asentó las bases de un futuro prometedor.
Y así, al año siguiente llegó el primer podio (Coulthard, en Mónaco 2006), y después otro más. Y Newey diseñaba con la paciencia de un orfebre hasta dar con la tecla adecuada en 2009, cuando la escudería explotó definitivamente con seis victorias y cinco poles y Vettel luchando con el Brawn de Button por el título hasta casi el final.
Ese 2009 fue el preludio de otro año sensacional que por fin dio los dos títulos a Red Bull, pero que también mostró las primeras grietas en ese equipo tan simpático de años anteriores. La escudería no supo, o no quiso, gestionar el hecho de tener a dos pilotos -Vettel y Webber-, peleando por el mismo objetivo. Y casi lo pagan muy caro. Al final, un fallo de estrategia de Ferrari coronó a Vettel como el campeón más joven de la historia.
En 2011 aumentaron, más si cabe, su dominio gracias a otro invento genial de Newey: los escapes sopladores. La temporada fue un paseo para Vettel, ya convertido en indiscutible número uno de la escudería y sin el trauma de pelear con su compañero.
Este año Red Bull vuelve a partir como máxima favorito al título. La pretemporada no ha despejado demasiadas incógnitas, pero casi todas las voces autorizadas de la F1 les sitúan un paso por delante de sus rivales.
Chasis: RB8
Motor: Renault RS27-2012
Neumáticos: Pirelli
Pilotos 2012:
Sebastian Vettel
Mark Webber
Debut: 2005
Campeonatos: 2
Mejor final: 1(x27)
Pole positions: 38
Vueltas rápidas: 22
Fuente: http://www.abc.es/

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal