domingo, 13 de mayo de 2012

Un incendio provoca el caos en Montmeló

Iba a ser un día eterno por la celebración de la primera victoria en Fórmula 1 de Pastor Maldonado, pero un inesperado incendio provocó el final de la fiesta. Mientras el equipo Williams festejaba el triunfo en su 'box' con los pilotos, mecánicos, familiares y amigos, una explosión zanjó el asunto. Todo el mundo tuvo que salir corriendo al comenzar un sorprendente incendio. No se saben aún ni las causas ni los daños materiales, sólo que la inmediata llamarada provocó el caos en el Circuit de Montmeló durante unos minutos tras la finalización del Gran Premio de España.
Los Bomberos de la Generalitat han recibido el aviso a las 17.11 horas y han movilizado a siete dotaciones. El fuego ha afectado al box número 37, que pertenece a la escudería Williams y, parcialmente, a los boxes adyacentes, los 28 y 39. En total, 16 personas han resultado heridas, según fuentes facilitadas por la Cruz Roja. Había más de 100 voluntarios de esta entidad trabajando en el Gran Premio.
El herido más grave ha sido evacuado en helicóptero del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) hasta el hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona con quemaduras de consideración. Este centro, con una unidad de quemados, es especialista en tratar a heridos con este tipo de lesiones. Además, han acudido al lugar del fuego dos ambulancias. Cinco personas han sido evacuadas por inhalación de humo: tres al cercano hospital de Granollers, una al Hospital General de Catalunya y la otra a la Clínica Teknon. Diez personas más han sufrido una intoxicación por el humo, pero han sido dadas de alta en ese mismo lugar.
La línea de boxes fue evacuada con suficiente rapidez y se pudo controlar inmediatamente la situación. De momento, la imagen es el monoplaza de Bruno Senna, totalmente calcinado como el resto del habitáculo.
Gente corriendo por el 'paddock', falta de noticias y muchos nervios fueron las primeras reacciones ante la nube oscura que apareció de repente. No tardaron en ponerse manos a la obra los mecánicos de Williams, arropados por compañeros de otras escuderías, que se afanaron en apagar el incendio como buenamente podían hasta la llegada de los bomberos. Muchos acabaron con la ropa hecha trizas. Al instante, se cerró la zona hasta sofocar el incendio que empañó la fiesta de Maldonado.
Las asistencias actuaron rápidamente y se evitó un drama a raíz de esa nube negra. De hecho, pronto se logró establecer la calma en el Circuit pese a los nervios iniciales. Eso sí, en estos momentos se sigue intentando esclarecer los motivos que han llevado a esta situación.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal