martes, 3 de enero de 2012

Roma saborea la victoria

También es primordial mostrar constancia y regularidad sobre cuatro ruedas, donde todo error, por pequeño que sea, puede hacer perder minutos valiosos. Stéphane Peterhansel avanzaba en la especial con un buen ritmo, lo que le permitió registrar el mejor tiempo en el km 41 y el km 163. Sin embargo, en los últimos 50 kilómetros, el gran favorito de la carrera se ha tenido que parar en dos ocasiones por un pinchazo. Al final cede más de 6' a Nani Roma, que se encarga de ofrecer a X-Raid la segunda victoria de un Mini en el Dakar, después de la de Novitskiy el primer día. Además, el equipo alemán puede estar bien contento con la jornada, puesto que Krzysztof Holowczyc, consigue el segundo mejor tiempo y sube a lo más alto de la clasificación general.
En la jerarquía de la carrera, la competencia sigue siendo ardua, puesto que Robby Gordon, con el 5º mejor puesto en la especial, permanece segundo en la general, a tan solo 54'' del piloto polaco. Además, aunque el Hummer hasta el momento parece capaz de hacer frente incluso de dominar a la mayoría de los Minis, el potencial del Toyota Hilux comienza a quedar patente en las clasificaciones. Giniel De Villiers, de forma discreta y eficaz, completa el podio provisional, repartido entre tres equipos. El ganador del Dakar 2009, se queda a tan solo 1'40'' de Holowczyc.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal