jueves, 2 de febrero de 2012

Desafíos fuera de lo común...

El Dakar representa un desafío para todos los inscritos. Sin embargo, en ocasiones el vehículo elegido o el contexto de la categoría en cuestión otorgan aún más mérito a la aventura. En Lima, a la hora de extraer balance, algunos pilotos pueden darse una palmadita en la espalda por haber cumplido una misión especialmente dura…
¡El Dakar en carrito de golf!
Tuvo que aguantar las risitas de los escépticos, en los pasillos de las verificaciones o los primeros días del rally. Sin embargo, rápidamente se transformaron en palabras de aliento y luego en admiración. En la última etapa, Willy Alcaraz es incluso aclamado por haber terminado el Dakar en un buggy monoplaza Polaris 900 RZR, concebido expresamente este año por el equipo Xtreme Plus: “He comido mucho fesh-fesh y sin parabrisas no ha sido nada agradable. Pero hemos conseguido demostrar que se podía ir hasta el final y, además, gano en mi categoría delante de Tim Coronel. Creo que acabamos de abrir una nueva puerta para este tipo de vehículos”.
Un primer Dakar de altos vuelos para Aubert
El dos veces campeón de enduro, Johny Aubert no venía simplemente a probar sus fuerzas en el Dakar. Ha venido para comprometerse con su segunda carrera profesional en rally raid en 2013 y no está dispuesto a quedarse en la sombra. Así que el descubrimiento de la prueba revestía una importancia capital, para poder validar sus intenciones de entrada. Llega a Lima, decimocuarto en la clasificación general, con un cuarto mejor tiempo en una de las especiales más exigentes. Resulta evidente de que se ha formado en buena escuela: “Empiezo a sentirme cómodo. Todavía tengo mucho trabajo que hacer en navegación. Me di cuenta el día que tuve que partir cuarto. Pero aún me queda tiempo para aprender y tengo claro que mi futuro está en el rally.”
La segunda gran aventura de Adam Malysz
La leyenda viva de saltos de esquí, el polaco Adam Malysz, finalizaba su carrera internacional en marzo de 2011 y rápidamente se puso a preparar un nuevo reto: disputar su primer Dakar. Y como todo gran campeón, consciente de la dificultad de los logros deportivos, lo ha hecho con modestia. Su único objetivo era ver Lima y lo ha conseguido, logrando además un puesto final en el Top 30. “Este Dakar ha respondido perfectamente a mis expectativas. Los dos primeros días han sido difíciles, pero luego he disfrutado mucho, he vivido momentos increíbles, como atravesar las dunas de noche. Voy a regresar, está claro. Pero la próxima vez vendré con un coche mejor para poder participar en la competición”.
El Dakar en coche eléctrico… ¡es posible!
Después de haber terminado el Dakar varias veces al volante de coches “convencionales”, los letones Maris Saukans y Didzis Zarins han encarado en 2012 un desafío histórico: disputar el rally raid más duro del mundo con un coche 100% eléctrico. Una apuesta arriesgada. Además, se vieron sometidos a una decisión de las instancias deportivas debido a la falta de waypoints identificada por los comisarios del rally. “El único objetivo que teníamos era llegar a Lima, así que hemos cumplido la misión. Además, no hemos tenido ningún problema con el motor eléctrico. Sin embargo, el segundo día se averió nuestro sistema de refrigeración, lo que nos obligó a salir tarde y, por tanto, a tener que disputar la mayoría de las etapas de noche. No hemos dormido mucho, porque llegábamos a menudo al campamento por la mañana. Sin embargo, ¡ha merecido la pena ese pequeño sacrificio para demostrar que es posible disputar el Dakar con un coche eléctrico!
Miss Dakar en plena forma
El año pasado realizó un Dakar prácticamente perfecto, terminando en 39ª posición y como primera mujer. Implicada en un nuevo proyecto con el equipo Gas-Gas y formando equipo con Marc Guash como mochilero, su objetivo era sumar un segundo Dakar completo en un nuevo entorno. Pese a una lesión en la mano y la pérdida de su compañero de equipo por el camino, la pilota catalana ha vuelto a destacar en las pistas y en las dunas sudamericanas. “Las circunstancias han sido más difíciles que el año pasado. Me he caído y me he lesionado la mano. Marc se vio obligado a abandonar. He tenido que disputar sola las 6 últimas etapas, lo que me ha exigido una mayor concentración. Pero termino menos cansada y aún más segura de mí misma que el año pasado.”

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal